La Bahía de Halong, patrimonio de dragones

Ubicada al noroeste de Vietnam, la Bahía de Halong, Patrimonio de la Humanidad e icono del país, es uno de los lugares más bonitos que podemos visitar en Asia. No en vano es una de las siete maravillas naturales del mundo.

Formada por 2000 islotes de roca kárstica repartidos a lo largo de 120 kilómetros de costa, que suponen más de 15.000 metros cuadrados de extensión, la Bahía de Halong es un lugar que disfrutaremos mejor si decidimos pasar la noche en uno de los muchos cruceros que se ofrecen a los turistas. Eso sí, hay que mirar mucho porque la diferencia entra las diversas embarcaciones a veces es grande, en calidad y en precio.

El mejor consejo que podemos dar es mirar mucho y ver lo que mejor se adapta a lo que queremos (salvo que viajemos con el viaje organizado). En Booking.com podemos ver por ejemplo multitud de barcos y las diferentes opiniones de los clientes. La mayoría vienen con la comida incluida en el precio y alguna pequeña excursión (paseo en barca o kayak) y lo habitual es pasar solo una noche a bordo.

Para los aventureros, también se puede contratar el viaje por ejemplo en Hanoi o en el mismo puerto, aunque si optamos por esta opción no tendremos plaza asegurada.

La empresa Bhaya Cruises (www.bhayacruises.com) es una de las más populares y fiables y con mejores opiniones en Tripadvisor, pero hay muchas otras.

La historia de la Bahía de Halong

Según la leyenda local, y la más extendida, hace siglos, cuando los vietnamitas luchaban contra los invasores chinos provenientes del mar, el Emperador de Jade envió varios dragones celestiales para ayudarles a defender su tierra. Los dragones escupieron joyas y jade (roca). Las joyas se convirtieron en las islas e islotes de la bahía y consiguieron frenar a los invasores. Halong significa ‘dragón descendente’.

Pese a su belleza, hoy en día este importante destino turístico está amenazado por la contaminación. Y la culpa la tienen en gran medida los residuos de la minería, que están destruyendo la vida submarina de la zona, una actividad que los científicos califican de alarmante y a la que también contribuye la sobre explotación pesquera (en Halong viven unas 1.600 personas que viven en cuatro aldeas muy dependientes de la pesca). Nada tiene que ver esto sin embargo con que el color del agua de la bahía sea a veces verdoso y parezca un caldo espeso, algo que se debe a las altas temperaturas y la proliferación de las algas. Eso sí, dependiendo de la zona y de la época del año en la que se visite la bahía, podemos encontrarnos también con un agua cristalina.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *