La increíble historia de ‘la esquila de las ánimas’ de La Alberca

alberca

La Alberca es un municipio de Salamanca, situado en el entorno del Parque Natural Las Batuecas-Peña de Francia, que está para muchos entre los lugares más bonitos de España.

Declarado Bien de Interés Cultural en 1940, esta localidad y toda la zona que le rodea, llena de naturaleza e historia, consta de muchas leyendas, algunas de ellas bulos transmitidos con el paso del tiempo y otras mezcla de ficción (o no) y realidad.

Cuentan los lugareños por ejemplo que el Cristo del Sudor sudó sangre el 1 de septiembre de 1655 y al día siguiente sangró por la herida del costado. Pero sin duda la historia que más nos gusta de todas (sobre todo porque se puede vivir hoy en día) es la que habla de la ‘la esquila de las ánimas’ (conocida también como la moza de las ánimas).

Cualquier día a última hora de la tarde, el visitante podrá oír tres veces en repetidas ocasiones el sonido de una esquila acompañada de una oración. Las encargadas de hacer de hacer sonar esta campana son doce mujeres del pueblo, que se van turnando en su cometido durante los meses del año.

Los viernes, esta tradición es más llamativa si cabe. Es entonces cuando la mal llamada ‘moza’ reza en una de las paredes de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. A esta mujer la seguirán luego en procesión y en silencio vecinos del pueblo y turistas durante hora y media por las calles de la localidad.

La leyenda, que sobrecoge más si nos la cuenta alguien de La Alberca, afirma que hace mucho tiempo una mujer del pueblo no salió como manda la tradición a tocar la esquila porque hacía mucho frío. Entonces la campana se cayó por la escalera de su casa misteriosamente, sin motivo aparente, lo que le hizo replantearse su cumplimiento. Esta es la historia de la esquila de las ánimas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *