La San Silvestre Vallecana: más de 50 años contando historias

sansilvestre_1964

Más de medio siglo corriendo por las calles de Madrid pone de manifiesto que la San Silvestre Vallecana es parte de la historia reciente de nuestro país. Desde que Antonio Sabugueiro, la alma mater de esta prueba, ideara en 1964 la que originariamente se llamó Gran Premio de Vallecas, han ocurrido anécdotas que han ido perfilando la carrera que todos conocemos hoy en día.

Cuando comienza el mes de diciembre y llegan las distintas acciones que van acercando al público al día 31 –la presentación, la rueda de prensa de atletas, la entrega de los ‘Premios Silvestres del Año’- a Antonio Sabugueiro se le ve acompañado de alguien muy especial para la prueba. Es Jesús Hurtado, siempre cámara de fotos en mano, como si no quisiera perder ni un solo detalle desde lo que ocurrió hace más de 50 años. Hurtado corrió junto a 56 valientes más la primera edición de la San Silvestre Vallecana y con su nombre se abre el palmarés de esta carrera.

Así, cada mes de diciembre es como volver al origen de la carrera que se ideó -no por casualidad- en el café bar Bella Luz de Vallecas. El barrio que la vio nacer, donde año tras año termina, y el lugar donde miles de corredores vuelcan con la mayor de las ilusiones todos los motivos por los que deciden sumirse en la aventura de correr la Vallecana.

En el año 68 se celebra la primera victoria internacional. Fue para el tunecino Mohamed Gammoudi, el mismo que se hizo con el oro olímpico en México unos meses antes. Y desde aquel año, un gran número de atletas internacionales de renombre han venido hasta Madrid para participar en la carrera que se distingue de cualquier otra no sólo por el día en el que se celebra. Envueltos en una atmósfera mágica, la británica Paula Radcliffe definió sus sensaciones a la perfección tras coronarse en el año 2005. “Ha sido una forma maravillosa de despedir el año. Esta gente ha creado un ambiente increíble”, declaró la campeona del mundo de maratón y plusmarquista de esta modalidad.

La lista de internacionales que arrancó Gammoudi continuó con victorias para Inglaterra, Portugal, Alemania, Irlanda, México y Kenia; también con victorias de atletas españoles como el récord de Isaac Viciosa cuatro veces ganador, tres victorias consecutivas. Merece la pena destacar por el alto nivel deportivo de los atletas reunidos, la San Silvestre de 2004, el año del australiano Craig Mottram –rompió todas las apuestas posibles- quien se hizo junto a su compatriota, Benita Johnson con el doblete para las antípodas, desbancando al keniano Paul Tergat y a un joven Ayat Landdasem, actualmente nacionalizado español.

Fue en el año 2003 cuando la San Silvestre Vallecana dio a 12.500 participantes la primera camiseta dorsal. Desde aquel año, y hasta esta misma edición, el color de la camiseta es uno de los grandes secretos de esta prueba, motivo de conversación entre los participantes averiguar el color del que se teñirán las calles de Madrid la noche del 31 de diciembre.

sansilvestre_2003

La San Silvestre ha cambiado de recorrido en alguna edición: movió su salida en 2006 para albergar más corredores, incluyó a personas que hacen de marcadores de ritmo para que los participantes puedan ver su evolución durante la carrera, se reinventó con un show espectacular para que en el momento de la salida todos sus participantes vibraran de emoción y la adrenalina les durase durante los siguientes 10 kilómetros de recorrido…Y es que, han cambiado algunas cosas en más de cinco décadas.

Pero lo que no ha cambiado en estos más de 50 años es la finalidad de la prueba: correr. Y correr no es una moda. Correr estaba al alcance de cualquiera en el año 64 y sigue estando en 2016; correr despierta la necesidad de la superación personal, en este caso, compartida en compañía de los 40.000 corredores que cada año se suman a esta experiencia, cada uno de ellos con un objetivo distinto.

La historia de la San Silvestre la escriben quienes la han corrido año tras año, quienes cada 31 de diciembre se sientan en la mesa –antes de comer las uvas- para compartir con amigos y familiares esas sensaciones, esa energía, esa experiencia personal con la que despiden el año, para comenzar y afrontar una nueva etapa, un nuevo reto, una nueva San Silvestre Vallecana.

Curiosidades de la San Silvestre Vallecana:

-El premio que se llevó Jesús Hurtado en la primera edición: un humilde trofeo y un bocadillo de salchichón.

-Fue el periodista del Diario MARCA, José Luis Gilabert, quien tras pedir permiso a Antonio Sabugueiro, bautizó la prueba con el nombre de San Silvestre Vallecana.

-En 1981 participan por primera vez las mujeres, con victoria para la noruega Grete Waitz.

-La San Silvestre Vallecana ha tenido madrinas de excepción a lo largo de la historia: Bárbara Rey, Karina, Rocío Dúrcal o Rocío Jurado fueron algunas de ellas. Más actuales, Anne Igartiburu o Cristina Pedroche, que nada más terminar de correr fueron a retransmitir las campanadas en riguroso directo.

-2006 fue el año en el que el keniano Eliud Kipchoge pulverizó el récord de la San Silvestre Vallecana con un tiempo de 26’ 54’’, superando la mejor marca del mundo de 10 kilómetros en ruta, aunque no pudo homologarse la marca debido a la diferencia de altitud entre la salida y la meta.

-Las últimas victorias de españoles fueron para Chema Martínez (2003) y Marta Domínguez (2008).

Más información e inscripciones en: www.sansilvestrevallecana.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *